viernes, septiembre 17, 2010

Da sus razones Canfield para crear el Coloso inspirado en el rostro de Benjamín Argumedo

El escultor Juan Carlos Canfield, quien fue el encargado de crear al Coloso, figura que fue erigida en las celebraciones del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana en el Zócalo de la Ciudad de México el pasado 15 de septiembre, explicó esta noche sus razones para tomar como inspiración el rostro de Benjamín Argumedo para su obra.

La comunidad twittera de México, al conocer algunos de los actos de Argumedo en tiempos de la Revolución Mexicana, como su participación y la de sus hombres en la masacre de la comunidad China en Torreón en 1911, no ha dejado de criticar la obra de Canfield y ha convertido el nombre de Benjamín Argumedo en trending topic.

"Yo le comento con toda sinceridad, que nuestro director escénico es Jorge Vargas, él es del estado de Durango y al principio dado que teníamos que darle una identidad al Coloso, Jorge sugirió que tomáramos únicamente el rostro de Benjamín Argumedo, por el tremendo carácter que tiene este retrato", expresó el artista vía telefónica.

De acuerdo a Pedro Salmerón Sanginés, en su texto titulado "Benjamín Argumedo y los colorados de la Laguna", que fue publicado en Estudios de Historia Moderna y Contemporánea de México en 2004, el general Argumedo y sus hombres, rebeldes originarios del Oriente de la Comarca Lagunera, fueron quizá la fracción revolucionaria más difícil de definir.

"La que mayores ambigüedades presenta a la hora de estudiarla, debido no solo a la leyenda negra tejida sobre ellos, también a lo difuso de sus posiciones, y que, por otro lado, a partir de 1911 se las ingenió para ser derrotada una y otra vez por cuantos enemigos se echó encima", expresa Sanginés en su ensayo.

Al cuestionar a Canfield sobre los actos negativos que se le atribuyen a Benjamín Argumedo, respondió que en ningún momento buscaron defenderlo, sino utilizar su rostro para inspirarse.

"Yo también he cuidado mucho el buscar los conceptos y cuidar las ideas y le cuento lo siguiente: en ningún momento estamos defendiendo la imagen de Benjamín Argumedo, pero sin embargo en esta gran historia de la Revolución en donde tenemos muy poca certeza de las cosas dado que fue digamos, tal como usted la conoce, llena de batallas que la gente conoce poco de las realidades, yo como le comentaba a León Krauze tengo muy claro que Argumedo peleó con Huerta, que combatió a Villa, que vino a Morelos y que peleó del lado de Emiliano Zapata y que precisamente en el momento de su muerte era aliado de Zapata y también de Villa", expresó el artista.

"Realmente es muy difícil arrancar la construcción de un personaje sin tener un punto de partida y construirlo de la mera imaginación; el Coloso como le digo, no es mas que el Coloso Bicentenario que se ubica en la época de la insurgencia pero que finalmente y a estas alturas que ya se ha presentado y que no queda mas que pues la polémica y las referencias mediáticas que puedan girar en torno a él, pues que la gente tiene todo el derecho y la libertad de concretar la historia que vio según su propio criterio", finalizó Canfield.

Enlaces recomendados



8 comentarios:

Anónimo dijo...

No se preocupen por justificar a Juan Carlos Canfield, el daño a si mismo ya esta hecho y de cualquier modo el señor nunca pasara de ser un escultor oficialista que lo mismo le comisionen a adornar un parquecillo o algún evento de gobierno, su trabajo nunca estará a la altura de un Calder un Gabo o un Marini y jamas exhibirá en el Louvre eso se puede ver en sus trabajos actuales y en su proceso, así que ni tome este escándalo esto como un cumplido del cual solo es uno mas de los infames protagonistas de esto que fue esta tomada de pelo que fue el Bicentenario.

Anónimo dijo...

La caca siempre flota...

Eliud C. Delgado dijo...

Por fin tenemos declaraciones de Canfield y un texto académico sobre Argumedo. Todo ésto nos da elementos para analizar mucho mejor y con más profundidad el significado e impacto del uso de la figura de este personaje como representación de la una nueva idea arquetípica del héroe nacional.

Gracias por esta nota que nos da tantos elementos para seguir desmenuzando el asunto del Coloso.

Anónimo dijo...

La declaración es fantástica! Canfield decidió insiparse en una de las figuras de la historia "que mayores ambigüedades presenta" y cuyas posiciones son difusas. Así de ambiguo y difuso será él...

Anónimo dijo...

Porque no nos hacemos una cooperacha para que haga una escultura de Fox llegandole por detrás a Calderón?

eric pantoja dijo...

La colosal estatua con rasgos muy semejantes a los del icono revolucionario, mostrando a un guerrero armado con una espada rota, pareciera ser el símbolo de la derrota de las luchas del pueblo por conquistar su libertad. Un guerrero en armas con una espada rota es un guerrero desarmado. ¿Será la burla de este gobierno al pasado de México? ¿Será el simbolismo de la victoria de la clase que nos domina sobre las luchas históricas del pueblo mexicano? ¿O simplemente le habrán hecho una mala jugada a nuestro Presidente?

Anónimo dijo...

NO MAME SEÑOR!!!!
¿usted nos quiere venir a hechar sus mentiras?, si quería plasmar el rostro o la figura de alguien ¿porque hacerlo de un personaje anti-revolucionario? su fuerza y su carácter ....
POR FAVOR!!!! inventele esos cuentos a sus hijos si es que tiene, a nosotros no quiera venir a vernos la cara de algo que no somos...

Psicoterapia, Sanación y Desarrollo Humano dijo...

Un comentario cierto, al respecto:

http://www.casacanfield.com/juancarlos.htm